UN MES A CABALLO POR LA PLATA

UN MES A CABALLO POR LA PLATA

(Relato inspirado en las crónicas de Filiberto HERNÁNDEZ “BERTO”)

Filiberto HERNÁNDEZ “BERTO” inició el día 17 de Noviembre de 2014, la aventura de recorrer a caballo la “Ruta de la Plata”.

Aprovechará esta experiencia para confeccionar una guía ecuestre de la Ruta de la Plata, que le resultará muy útil para su propio negocio.

Nuestro amigo “BERTO”, junto con su esposa “LOLY” dirigen el Albergue turístico “Torre de Sabre” de Cubo del Vino, que se encuentra a la entrada del pueblo a mano derecha, en la Travesía de la Ermita núm. 1, contando con dos habitaciones dobles y una individual, así como dos baños con ducha y dispone de zona exterior cerrada y cuadras, que permiten el alojamiento y cuidado de monturas, si la ruta se realiza a caballo. Ofrece además servicio de internet con zona wifi y se les puede contactar en los tfnos. 633424321 (FILIBERTO) y 697759418 (LOLI), o bien en el correo electrónico: torredesabre@gmail.com

Así pues, como ya he dicho anteriormente, el día 17/11/2014, se encaminó “Berto” con su vehículo desde Cubo del Vino hasta Sevilla, llevando en el remolque a su inseparable caballo “Moha-Hassan”, que va a ser su compañero de viaje.

Una vez en Sevilla, “BERTO” montó sobre “MOHA-HASSAN” y, ambos impacientes por iniciar el recorrido, se adentraron en la “ruta de la plata”, muy bien señalizada toda ella, pernoctando la primera noche en el albergue La Luz del Camino en Guillena y, entre naranjos y olivares, al día siguiente en Castilblanco.

Al final de cada etapa “MOHA” agradece la ducha que le da “BERTO”, antes de acondicionarlo en su cuadra, donde descansará y recibirá su cena en la tarde, para reponer fuerzas.

Al salir de Castilblanco, con un tiempo estupendo y una temperatura muy agradable, “BERTO y MOHA” se encaminaron hacia Almadén de La Plata, según las propias palabras de “BERTO”, -atravesando enormes fincas de encinas y alcornoques, adentrándose en el Parque Natural Sierra Norte de Sevilla, muy bien cuidado y limpio. Seguidamente iniciaron la subida al Calvario y, una vez coronaron la cima, pudieron disfrutar de una belleza de paisajes y un mar de verdes inmenso-.

10632655_418997298251615_4770897051337587860_n

El día 21/11/2014, salieron “BERTO y MOHA” de Almadén de la Plata, en dirección a Real de la Jara, según relata “BERTO”, –por un camino rodeados de chumberas, precioso, adentrándose entre encinas y jaras en una dehesa con cerdos, vacas y cabras, todo el tiempo en subida y bajada, avanzando por una vereda de cabras, pero disfrutando en cada cima de un paisaje impresionante-. Será ésta la última localidad por la que pasen de la provincia de Sevilla y de la comunidad andaluza.

De este modo, en la mañana del día 22/11/2014, partían del Real de la Jara, acompañados un trecho por “ENRIQUE”, un joven talabartero gran aficionado al caballo, cuyo padre había puesto herraduras nuevas“MOHA”, dejaban atrás el castillo medieval, en dirección a Monesterio, abandonando la comunidad andaluza.

Avanzando por un camino firme y bien cuidado, entre dehesas de encinas y alcornoques, explotaciones extensivas de vacas limusinas, cabras y algunas ovejas, con suaves subidas y bajadas, esta jornada fue más llevadera que las anteriores.

Tras una parada para descansar y tomar un refrigerio en la Venta del Culebrón, continuaron entre eucaliptus, teniendo tiempo aun de parar a visitar una explotación de pollos de engorde que se encontraron en el ancho y firme camino, admirando según se iban aproximando, las cumbres de Monesterio, mientras “BERTO” iba reflexionando: -Es asombroso cómo se respira por aquí el mundo del caballo, y cómo es en realidad la gente que de verdad ama el caballo, que se han desvivido en todo momento para que “MOHA” esté en perfectas condiciones, haciéndote sentir protegido y formar parte de una gran familia-.

A su llegada a Monesterio le esperaba “JAIME” para llevar a “MOHA” hasta el picadero. En el albergue de Las Moreras, se encontraría “BERTO” con otra sorpresa, pues habían ido a recibirle su sobrina “MARINA” con su pareja y parte de la familia de éste, que estuvieron acompañándolo y dándole ánimos para continuar con su proyecto.

“BERTO” se siente agradecido hacia las personas que le han estado ayudando, como ANTONIO de Monesterio, que  se ha desvivido para que el caballo esté en perfectas condiciones, ENRIQUE, su padre y MANOLO en Almadén de la Plata, JESÚS en Guillena, Juanma GALLARDO y CRISTINA con su ofrecimiento desinteresado, etc.

Se despidió “BERTO” de Monesterio, según reconoce,con un buen sabor de boca por su jamón pero, sobre todo, por la hospitalidad de sus gentes-, partiendo hacia Fuente de Cantos, entre parcelas cerradas con tapia de piedra llenas de higueras, olivos y también de encinas, con una exuberante vegetación, donde abundan los cerdos ibéricos y algunas vacas y cabras, que dan paso a inmensas dehesas, prácticamente sin árboles-.

Al final del recorrido comenzó a llover, así que hubo que enfundarse el poncho impermeable. La temperatura era ideal a pesar de la lluvia, el campo estaba inmenso de bonito, cubierto de hierba como en primavera.

Salieron a su encuentro para recibirlos del albergue convento Vía de la Plata, -que más parece un parador que un albergue-.

10303379_420753838075961_499488341366087059_n

Sobre las 11:00 horas del día 24/11/23014,que había amanecido algo nublado pero con una temperatura muy agradable-, previa visita a la casa rural El Zaguán de La Plata, partieron caballo y caballero de Fuente de Cantos.

Según describe “BERTO”, por un camino en perfecto estado, en plena campiña, una inmensidad de terreno ondulado, con colinas de pendientes suaves, de abundante hierba, sin apenas árboles, fincas pequeñas sembradas de cereales, cebada y avenas, avanzabandisfrutando de los diferentes coloridos del campo, empezando a asomar algunos viñedos y olivares, estando en ocasiones estos dos cultivos entremezclados-.

En el trayecto debieron atravesar la localidad de Calzadilla de los Barros, -un pueblo típico con sus casas blancas, como todos los de esta zona, tras el cual cambia el paisaje, con enormes viñedos y olivos-, al tiempo que “BERTO” va meditando: -Se van notando poco a poco los kilómetros andados, pero el cansancio se olvida cuando te reciben con esta amabilidad. No nos falta de nada por parte de “los amigos del caballo”, que se van pasando la noticia y ya me tienen preparado todo para cuando llegamos-, pensamientos con los que alcanza la localidad de la Puebla de Sancho Pérez.

Allí, una vez que “MOHA” recibió su merecida y relajante ducha y repuso fuerzas, a unos 500 metros de las cuadras, se alojó “BERTO” en el “hostal El Monte ” de la Puebla de Sancho Pérez.

El día siguiente fue de descanso, al menos para “MOHA”, aprovechando la jornada para renovar su guía sanitaria en Zafra y visitar la ciudad, sirviéndole de cicerone “JOSÉ MARÍA”, el dueño del hostal, quien le presentó a sus amigos del caballo que han hecho el “camino”, como una gran familia, los que le han dado consejos, contándole sus satisfacciones y aventuras y cambiando impresiones con ellos.

También ha podido visitar los albergues Alba Plata y de la Asociación de Peregrinos de Zafra, con los que ha intercambiado ideas, proyectos y puntos de vista.

Aun siendo tan grata la compañía, “BERTO” ya echa de menos a su caballo, por lo que regresa a la Puebla de Sancho Pérez, para darle de cenar a “MOHA”, retirándose seguidamente a descansar y así poder partir a primera hora hacia Villafranca.

Mientras se va quedando dormido, “BERTO” piensa -que cada día que pasa está más convencido de que está haciendo lo que había que hacer- y recuerda que -Ha sido un día muy especial entre gentes del mundo del caballo, por los que se ha sentido protegido y que le han dado el apoyo que buscaba los que, por el mero hecho de que te gusten los caballos, te consideran de los suyos-.

Amanece el día 26 con neblina, que va dejando paso a un día soleado, con muy buena temperatura, “BERTO y MOHA” salen de las cuadras del hostal El Monte de Sancho Pérez, hacia Villafranca de los Barros.

-Nada más emprender el camino, se advierten en el campo los aromas de la naturaleza, un olor especial a rocío, a hierba mojada, por un camino bien cuidado, entre cultivos de vid y olivos, apareciendo a su paso grandes bodegas, algunas con instalaciones espectaculares-.

Va empezando a volverse frío el día, aunque se hace bien el camino con esa temperatura.

-A lo lejos divisan unas cuadrillas de galgueros y con tan buena suerte que logran correr dos liebres delante de nuestros protagonistas, que pudieron presenciar un espectáculo precioso-. 

Llegaron al pueblo de Los Santos de Maimona y, según lo atravesaban, se oye: -“¡BERTO, BERTO!”, era Diego Miguel MUÑOZ HIDALGO, un eminente historiador muy comprometido con La Plata. La alegría de conocerse fue inmensa, se estuvieron saludando y charlando un rato, tras lo cual continuaron su viaje.

“BERTO” nos va detallando el entorno –“el paisaje se torna un mar de olivos (a mí el olivo me fascina), están en plena faena de recolección de la aceituna y vemos a los obreros vareando los olivos como antiguamente, ya desde el pueblo se respira un olor a aceite de las almazaras que impregna todo el campo hasta Villafranca y comienzan a aparecer olivos milenarios, aquí quietos, llenos de historia, que son como aromas que hay en el ambiente, ruinas de almazaras antiguas, todo un sinfín de cosas que te transportan al Medievo y no puedo menos que bajar del caballo y abrazarme a una de estas reliquias, ¡¡¡QUÉ SENSACIONES!!!”-

Y así, con los pulmones repletos de fragancias saludables y cargado el cuerpo de buenas sensaciones y energías positivas, según se aproximaban a Villafranca de los Barros, les sale a recibir “MANUEL”, de la peña caballista de Villafranca, el que les acompañó al hostal rural “CASA PERÍN” y a las cuadras donde se va a acomodar a “MOHA”.

10150812_752375924799100_4496871410489437218_n

En la tarde fueron a visitar una hípica que hay en el pueblo y pasaron un rato hablando de caballos y de las actividades ecuestres que hace su peña.

En la mañana del día 27/11/2014, con un tiempo bastante fresco, parten de Villafranca de los Barros, resistiendo “MOHA” como un campeón, hasta su llegada a Torremejía, allí se hospeda “BERTO” en el albergue Rojo Plata, donde “SANTIAGO”, que les ha hecho un recibimiento “chapó” ha buscado un sitio para acomodar a “MOHA”, que se instalará en las cuadras que “DIEGO” pone a su disposición.

Tras comer en el restaurante del albergue, muy bien por cierto, estuvo echando de comer a “MOHA”, reuniéndose allí con DIEGO y sus amigos, con los que estuvo charlando mientras le veían comer.

Amanece medio lloviznando el día 28/11/2014, partiendo de Torremejía hacia Mérida, por un camino de barro pegajoso, que hará sufrir a lo largo de cerca de 8 km. a “MOHA”, quien acusará el cansancio.

A su paso va cambiando el paisaje de los olivos a las tierras de cultivo de cereal, a encinares y también olivo y viñedos, hasta que divisan el puente romano de Mérida, entrando en la “Colonia Iulia Augusta Emérita”, imaginando que lo hacía como un “centurión” en los años de mayor esplendor de la ciudad.

“BERTO” sabe bien que no está solo y que le acompaña en todo momento el hijo que perdió, “NESTOR”, al que tanto le gustaban los caballos y que seguro se sentirá orgulloso de su padre, quien con esa fuerza que le da el tenerlo presente, afronta la siguiente etapa, dedicándosela especialmente.

También le da fuerza a “BERTO” para seguir con esta aventura, el apoyo que recibe de toda aquella gente que va siguiendo su viaje y sus relatos diarios.

Sobre las 09:00 horas del día 29/11/2014, parten del albergue de Pan Caliente de Mérida hacia Alcuéscar, en una etapa larga y dura, pero muy bonita e interesante, siguiendo el acueducto.

10353715_422557201228958_7130277706312331179_n

“BERTO” se apea del caballo para descargarle un poco del cansancio de la jornada anterior, caminando entre parcelas de cereales y algunos olivos y encinas, avanzando como unos 12 km., hasta que se encuentran con esa impresionante maravilla de la ingeniería que es la presa romana de “Proserpina”, que recoge y canaliza las aguas de toda la colina, mediante un muro de contención de varios kilómetros.

Se adentran seguidamente en el Parque Natural, otra maravilla, repleto de encinas, donde se respira un silencio absoluto que te llega muy adentro, momento en el que “BERTO” se emociona al notar aun más la presencia de “NÉSTOR”, siendo esta fecha de aniversario especialmente dura.

A su paso se van encontrando ruinas romanas como el puente de Trajano y llegando a Alcuéscar, con un hambre atroz, se encontraron con un paraje que tiene un microclima, con naranjos y otras plantas de latitudes más cálidas, pidiéndole “BERTO” una naranja al hortelano, que quería hacerle cargar con un montón de ellas.

El tiempo fue excelente todo el día, aunque ya por la tarde refrescó bastante, llegando al hostal LOS OLIVOS de Alcuéscar, llevando a “MOHA” en compañía de “JULIO”, el propietario del hostal, a un cercado con medio metro de hierba fresca, dándole su consabida ración de pienso, que agradeció después de una jornada tan dura.

“BERTO”, después de ducharse, fue a cenar y charlar un rato con “JULIO”, retirándose pronto a descansar.    

Haciendo caso de los consejos de su amigo “FRANK”, salieron “BERTO y MOHA” de Alcuéscar en la mañana del día 30 de noviembre, retrocediendo un km. para volver a coger el Cordel de Mérida y así poder disfrutar de la espectacular panorámica que ofrece una montaña de olivos, entre la niebla que había por la mañana.

Tuvieron que ponerle unos clavos a las herraduras de “MOHA”, que los tenía gastados y ya hicieron una parada en Casas de Don Antonio, donde se detuvieron a tomar un vino en un bar al cruce del Cordel de Mérida, donde le invitó un abuelete del lugar.

El recorrido de esta jornada, ha sido más corto que el de la anterior y ha servido para que “MOHA” se haya ido recuperando del cansancio.

Para “BERTO” ésta ha sido una etapa preciosa, en la que lo que más le ha llamado la atención, ha sido el IR POR LA VÍA ROMANA, cruzando por dos puentes perfectamente conservados, con sus rodaduras de piedra gastadas por las ruedas de los carros y dos “miliarios” que se ha encontrado a su paso.

Así llegaron a Aldea del Caño, donde les recibe “TERESA”, la propietaria de la casa rural Vía de la Plata, que le presenta a su hermano “SANTIAGO” y su mujer, con los que estuvo departiendo durante toda la tarde, hablando de caballos y del proyecto que está preparando para la guía ecuestre sobre LA PLATA, sin olvidarse de tener bien atendido a MOHA.

El día 01/12/2014, dejan atrás la Aldea del Caño, junto a grandes personajes de a caballo, gentes acogedoras y con una ilusión para con el mundo ecuestre, digna de elogiar.

Se encaminan siguiendo el Cordel de Mérida, comprobando que el paisaje ya ha cambiado, encontrándose con encinares, fincas de cereales y praderas con ganado diverso, vacas de raza retinta, rebaños de ovejas merinas, avanzando hacia Cáceres por una explanada enorme, prácticamente sin arboleda, a buena velocidad (Moha está físicamente muy bien).

Van pisando la Calzada Romana, no perdiendo de vista durante todo el trayecto, el montículo por el que discurre, cuando se topan con un “miliario” caído en el suelo y un “dolmen”. Para “BERTO” esto ya es el no va más, pero por si fuera poco, más adelante y en las proximidades de Valdesalor, van a atravesar un precioso puente “El Puente Viejo de la Mocha” y tras subir un puertecillo, llegan a Cáceres.

A la entrada de la ciudad le están esperando “JAVIER”, de “EL CASAR” y el hijo de “JUANI”, del albergue Las Veletas de Cáceres, para dejar el caballo en las caballerizas.

Después de haber dejado a Moha, debidamente atendido y haber refrendado su tarjeta sanitaria, aprovechó para visitar la ciudad, siempre con “GEMA” y “JAVIER” como anfitriones, viviendo una experiencia inolvidable entre las calles medievales del casco antiguo, que de noche es precioso.

541587_424350447716300_4893033601758581436_n

Pudieron visitar además la extraordinaria bodega del hotel “ATRIO”, que cuenta con 35.000 botellas de los mejores vinos del mundo, Petrus, Vega Sicilia únicos, etc, alguna de las cuales data de 1808 y debe de valer alrededor de los 300.000 euros.

Pero el mundo es un pañuelo y si no había tenido bastantes emociones, según se dirigían hacia el alojamiento, en pleno Cáceres, se encontró de frente con un gran amigo, “PEPE” de Villamor de los Escuderos, al que le dio mucha alegría verlo, retirándose seguidamente a descansar.

La etapa del día 02/12/2014 es más corta, en previsión de que la siguiente va a ser muy dura y hay que estar en forma.

Salieron de Cáceres acompañados de “Javier HERNAIZ y ASÍS”, reservándoles a mitad de camino una sorpresa muy grata, pues allí esperaban “JAVIER y GEMA” con sus caballos, entrando así los tres en El Casar, ¡QUÉ BONITA ESTAMPA!.

Comieron entre amigos en el club de “Cunfu” una buena parrillada y, ya en la tarde, con una temperatura agradabilísima, disfrutaron en el campo viendo las “retintas” de “JAVIER”, qué bonito está el campo, verde.

Ya en la tarde noche, un sobrino de Javier, con toda la amabilidad del mundo, le puso “clavos de vidrio” en las herraduras a “MOHA”, para que fueran más seguros por el asfalto que les espera.

A las 09:30 horas del día 03/12/2014, después de la emotiva despedida de esta entrañable gente, “GEMA y JAVIER”, salieron de Casar de Cáceres, donde han dejado unos grandes amigos, acompañándoles un rato Javier andando. Les esperaba una jornada bastante larga hasta Cañaveral.

Después de subir un trecho, se encontraron un chozo perfectamente reformado, con sus corrales para guardar el ganado. Allí había un punto de confusión, donde le aclaró a “BERTO” un ganadero debía tomar el camino de la derecha, indicándole que muchos peregrinos en ese lugar no sabían si debían seguir el Cordel o tomar ese camino, ya que no está indicado, por lo que en ese punto “debería de pintarse una flechita”.

Siguieron avanzando por el buen camino, adentrándose en dehesas con encinas y pastos para vacuno donde había algunas ovejas, contemplando paisajes espectaculares, con profundos valles y pequeñas montañas verdes con mucho pasto y repletas de ganado.

En este tramo y hasta el “Embalse de Alcántara”, volverían a pisar la “Vía Romana”, con tramos perfectamente conservados y señalados con “miliarios”.

Llegando al embalse ven que, entre las aguas, asoma altiva la torre de una fortaleza y, al fondo, se vislumbran los restos de un puente romano.

“Moha” se encontraba fuerte en esta etapa, incluso podrían haberla hecho más larga si nos encontráramos en otra estación del año, parece que le sentó bien el descanso en Casar de Cáceres.

El recibimiento que les dispensaron en Cañaveral “VANESA y MARTÍN”, los propietarios del “hostal Cañaveral”, fue estupendo. “Moha” se quedó en un huerto con hierba fresca y olivos al lado de la habitación de “Berto”, que disfrutaba de tenerlo a su lado, pudiendo abrir la puerta y estar con él.

10411833_425656747585670_5543007163679807890_n

“BERTO” se esfuerza por hacer un relato de su aventura, de modo que los lectores puedan disfrutar “virtualmente” de las experiencias que está viviendo.

Con un fabuloso día de sol y una temperatura excelente, partieron “Moha” y su jinete de Cañaveral sobre las 09:00 horas del día 04/12/2014, andando un tramo de carretera como de 1 km., cogiendo el camino con una pequeña subida muy pronunciada, que los adentra entre pinares, pudiendo respirarse ese aroma que tanto le apetece a “BERTO” a pino, a jara y a campo.

Más adelante retoman la “Vía Romana”, a “BERTO” le llena ir pisando esa gran obra.

Al llegar a Grimaldi, les espera su amigo “CÉSAR”, de la “posada de Grimaldo”, una estupenda y preciosa casa rural regentada por éste. Su madre les ofrece un refrigerio y les muestran las instalaciones que tienen para poder alojar caballos, partiendo seguidamente para Riolobos.

El camino hacia Riolobos le ha parecido precioso a “BERTO”, por las vistas que han podido contemplar a su alrededor, pero sobre todo porque le ha permitido andar sobre la “Vía Romana” unos buenos km.

Al llegar a Riolobos les esperan en la casa rural “Abuela Maxi”, preparan a “MOHA”, informándose del camino que debe tomar al día siguiente que, al parecer, está bien indicado con flechas.

Buenos días desde Riolobos!!!, desea “BERTO” a todos los seguidores de su aventura, nada más levantarse el día 05/12/2014.

Con un día estupendo salieron, como todas las jornadas, sobre las 09:00 horas, y a unos 4 km., pudieron coger ya el camino que va sobre la misma “Vía Romana”, para él “ES LO MÁS”, (lo viene repitiendo por activa y por pasiva), así que va disfrutando viendo de qué modo están colocadas las piedras en la calzada, imaginando cómo sería cuando estaba en su esplendor, bueno, un sinfín de pensamientos.

Pasaron seguidamente por un tramo del trayecto en el que han tenido que sufrir un poco porque había agua y era complicado avanzar, “MOHA” se estiraba y se estiraba sin decaer, pero tras superar este tramo dificultoso, tomaron un camino perfecto, que les llevaría hasta Galisteo.

El paisaje aquí viene marcado por parcelas de regadío con tabaco, cebada, alfalfa, hierba, son “parcelas de la colonización”, muchas de las cuales tienen su secador para el tabaco.

Llegaron a Galisteo con una vista espectacular, está cercado por una muralla mozárabe, muy bien conservada, construida de tierra y guijarros perfectamente alineados, “PRECIOSA”, se adentraron en su casco y salieron por una de las puertas hacia el camino de Carcaboso, a su paso las gentes se muestran súper simpáticas.

Y aparece ante ellos uno de los puentes que más han gustado a “BERTO, bien conservado y con su “torrecica” en el centro de él, lo atravesaron y debieron seguir por la carretera unos 10 km., aunque a “BERTO” le desagrada el asfalto, con un paisaje de fincas de regadío y explotaciones de ovejas, etc.

Finalmente llegan a Carcaboso bastante pronto, sobre las 15:00 horas, les recibe Doña Elena, la señora más antigua del Camino, dueña del “albergue Elena”, para “Berto” es un placer poder darle dos besos y compartir un rato de conversación, escuchándola contar cómo era antes el Camino, los peregrinos, etc.

El 6 de Diciembre, sobre las 09:00 horas y tras agradecer a “Doña ELENA” (la matriarca de la Plata) su acogida, “BERTO” y su caballo, con un buen sabor de boca, salen de Carcaboso.

Siguiendo las indicaciones de “FRANK”, toman el camino de la derecha, avanzando entre parcelas de explotaciones de ganado vacuno, algunas ovejas y también algunos caballos muy guapos, llegan a una dehesa de encinas y, una vez traspasan la portera, empiezan a pisar por la “Vía Romana” de La Plata, las delicias de “BERTO” no se acabarán hasta llegar a la ciudad romana de “Caparra”, toda la ruta tienen a la Plata a su vera o bajo sus pies, -qué gozada pisar por esta maravilla – piensa “BERTO”, no cansándose de buscar piedras, mientras examina el modo en que las colocaban los romanos, y es que cuando una obra de 2000 años, que está todavía en algunos tramos en uso, es que es UNA OBRA MAESTRA.

10271469_426726860811992_8271816531277015892_n

Después de 12 km. de ir pisando esta maravilla de VÍA, se encuentran con las ruinas de la ciudad romana de Caparra, donde permanece en pie todavía su precioso arco, contemplando las excavaciones realizadas que han sacado a la luz un poco de su construcción, el templo, las termas, viviendas varias, etc.

Tras admirar las ruinas de Caparra, se encaminan hacia Oliva de Plasencia, avanzando entre dehesas de encinas y mucho ganado vacuno (turolenses, limusinas y alguna suiza de leche), pasando por una finca de reses bravas, perfectamente marcadas y con un replanteo de cercados y caminos impresionante, digno de verse, las cercas son de ángulo soldado a pilares de hierro, tiene bebederos con pilones y agua corriente en todos los cercados, rascadores automáticos con productos insecticidas, bueno, una maravilla.

Finalmente alcanzan la localidad de Oliva de Plasencia, donde les recibe en su casa “MÓNICA”, la hospitalera del albergue de Oliva de Plasencia, encantadora y servicial al máximo.

Una vez acomodado “MOHA”, se le nota nervioso e inquieto, huele la presencia de las yeguas que están cerca de él, el marido de “MÓNICA” se ofrece para echarle el pienso a “MOHA”, va a ser una noche larga…

A las 09:00 horas, tras expresarle su agradecimiento a la hospitalera y su marido y despedirse de “RAFA”, de la casa rural “Vía Caparra”, con el que ha estado tratando sobre las mejoras que se pueden realizar sobre los problemas que puedan presentarse en esta maravillosa “VÍA ROMANA”, como de costumbre, inician su andadura.

Deben retroceder nuevamente hacia Caparra para, desde allí, y “no perdiendo nunca el norte”, dirigirse hacia Aldeanueva del Camino, con un paisaje precioso, entre encinas, contemplando al fondo las montañas, viendo que una parte ya tiene nieve. El espectáculo que se presenta ante sus ojos es impresionante, como impresionante es el ir siguiendo pisando y admirando “LA PLATA”.

Hace frío, se nota la nieve de las montañas y “BERTO” debe bajarse las orejeras de la gorra.

Parece que “MOHA HA MOJADO” acusando el no haber descansado debidamente la noche pasada y así, según avanzaban entre encinas, con inclinaciones pronunciadas siempre en subida, le temblaban las patas, aunque fue tirando para arriba como “un machote”, hasta llegar a su destino, Aldeanueva del Camino, pasando la noche en el albergue “la Casa de mi Abuela”, teniendo “MOHA” un alojamiento más tranquilo y sin otras compañías que lo distraigan y pongan nervioso.

Después de pasar una noche de reparador descanso, “BERTO” se levantó temprano y estuvo tomando algunas fotografías de la plaza de Aldeanueva del Camino y sus balcones típicos.

Una vez se despidió de “ROSA”, del albergue “la Casa de mi Abuela”, la que ha sido muy amable, sobre las 09:00 horas, partieron por las calles de este pequeño y típico pueblecito, sin tener marcado un destino fijo, hacia la N630.

Como a 1 km. sale el cruce hacia Hervás, decidiendo tomar esa dirección, avanzando por un paisaje precioso, montañas llenas de vegetación, profundos valles, agua por doquier, una maravilla para la vista y para la mente.

Mientras, “MOHA”, después de haber descansado debidamente, “se venía arriba”, se diría que “algo había estimulado su instinto”, iba recuperando la potencia y el brío, caminaba con alegría y empuje, pisando con fuerza y vigor.

Llegan a Hervás, un bello e interesante pueblo, con un precioso barrio judío, parando en la Oficina de Turismo, donde la simpática chica que les atiende, muy, muy bien, le indica un camino, que es la “VÍA ROMANA”, que les llevará hasta Baños de Montemayor, pasando por la presa de Baños, que rodean por completo.

El paisaje, si antes era bonito, ahora es lo siguiente, pasando entre riachuelos y, sobre todo, por pisar la VIA ROMANA “in situ”, entre esa exuberante naturaleza que tienen a su alrededor.

Aquí hay un buen tramo de la VÍA que está perfectamente conservado, incluso se transita por algunos tramos, tal y como la dejaron los romanos, “BERTO”, según va pisando por la “VÍA ROMANA“, tiene una sensación similar a la que experimenta en estos momentos “MOHA”, que se siente muy pletórico y con mucha fuerza.

Y así, con este espectáculo de belleza impresionante, llegan a Baños de Montemayor, donde les está esperando “FELIPE”, el dueño del hotel “La Glorieta”, que les da la bienvenida con los brazos abiertos.

FELIPE tiene un gran proyecto de “rutas ecuestres” por esta preciosa zona, muy interesante y bien programado, habiendo estado comentando posibles rutas que puedan resultar útiles para el proyecto de “BERTO”. Le ha estado acompañando todo lo que ha podido, subiendo juntos a las sierras para ver el paisaje, tan impresionante que se vislumbran desde esas alturas profundos valles, llenos de naturaleza y de vida, encontrándose nevada una zona de la sierra que se ve blanca, precioso espectáculo.

Y así han pasado la tarde juntos charlando de mil temas muy interesantes, quedando “MOHA” en una pradera con abundante hierba y resguardo para la helada que se avecina.

Ha sido ésta para “BERTO”, una preciosa etapa, tanto de paisajes como de emociones vividas con estas gentes tan acogedoras y gentiles.

Saliendo puntualmente de Baños de Montemayor sobre las 09:00 horas, como todos los días, se encaminan hacia Puerto de Béjar por la “Calzada Romana” abandonando Extremadura y adentrándose en la Comunidad de Castilla y León por la provincia de SALAMANCA. La subida del puerto la hacen los dos a pie, con unas vistas espectaculares, según van subiendo se ve Baños abajo y todo el valle al fondo. Al llegar a la gasolinera de Puerto, descansan un poco y aprovechan para tomar un café.

La bajada del Puerto la realizan siempre sobre la “Calzada Romana”, que les va dejando ver su historia, cómo están perfectamente colocados sus bordes de piedras, un poco más grandes que las del interior (como se ven los paños), las tajeas y desagües, perfectos embocados cada ciertos metros o, según pida el terreno, hacia el exterior de la calzada, también encuentran a su paso algún miliario y abajo, para pasar el riachuelo, un precioso puente muy bien conservado.

El paisaje es diferente, hay praderas con robles y encinas entremezclados y hace bastante frío, es la primera helada que pasan desde que salieron de Sevilla, se ven paredes de piedra y mucho ganado, hay agua por doquier, este paisaje ya lo tendrán durante todo el día.

Siguieron su camino y les esperaba una sorpresa, a eso de las 11:00 horas aparece “FELIPE”, el cocinero del hotel “la Glorieta”, con un hornazo recién hecho, calentito, que estaba delicioso, estos detalles en el Camino no se olvidarán nunca.



10846378_427617097389635_5084108206615285099_n

Llegaron a Valverde de Valdelacasa sobre las 15:00 horas, les estaban esperando “RUFINO” y su esposa “SOCO”, del “albergue NENÚFAR”, que le invitan a quedarse en su casa, cosa que hace encantado, entre otras cosas, porque ya es muy tarde para llegar hasta Fuenterroble, pero además la habitación de “BERTO” es contigua a la de su caballo, casi duermen juntos, ya que les separaba solamente una cristalera, estando “MOHA” en el jardín y así de este modo no lo pierde de vista…

Con la misma puntualidad de todos los días, a las 09:15 horas, salen de Valverde de Valdelacasa, con un frío espantoso, las heladas por esta zona ya van siendo considerables.

A su alrededor se suceden fincas de ganado vacuno, con los ganaderos echándoles de comer, van durante unos km. por carretera, andando como todas las mañanas, pasando por Valdelacasa, que tiene unas fachadas antiguas con soportales muy bonitas y, como dos km. después, retoman nuevamente camino, pero siempre sobre la “Calzada Romana”. En todo este tramo hay varios miliarios y los que faltan, los tienen indicados con tablillas, estando muy bien señalado.

En su camino se encuentran con el “Bosque del Peregrino”, que es un espacio habilitado para descanso de los usuarios de esta Ruta, que está muy bien, es un detalle que se agradece cuando vienes caminando y ves que alguien se ha preocupado por ti.

Esta etapa ha sido cortita, pero era parada obligatoria el saludar al “padre BLAS”.

Llegaron a Fuenterroble de Salvatierra a las 11:45 horas y, una vez que deja a “MOHA” en la pradera que “BLAS” tiene enfrente del albergue parroquial, se encuentra con la visita de “FRANCISCO y RUFO”, que hicieron el Camino de Santiago, también a caballo. Francisco con su hijo llegaron hasta Santiago de Compostela (aclara “BERTO”), mientras se le vienen a la memoria nuevamente los mismos pensamientos -cómo te llena el ver que se preocupan por nosotros, no puedo describir lo emocionante que es el ver lo que nos aprecian-.

El recibimiento en Fuenterroble por parte del hospitalero “ALEJANDRO”, fue magnífico. “BERTO y ALEJANDRO” ya se habían conocido el pasado mes de Septiembre a la entrada de la localidad salmantina de Topas.

“BERTO” se trasladó a Guijuelo para comer con “FRANCISCO y RUFO” y después de la comida, “FRANCISCO” cambió algunos clavos que se le habían gastado a “MOHA”, así como una herradura que tenía floja, por habérsele partido algún clavo de vidrio con las muchas piedras que han pisado.

Por todo ello “BERTO” se encuentra muy agradecido por el “detallazo” que han tenido “FRANCISCO y RUFO” con él, -éstas son cosas del Camino que no se olvidan nunca-.

También fue inolvidable el reencuentro con el Padre “BLAS” en la noche, a la hora de la cena comunitaria.

Se reunieron para cenar un matrimonio sevillano (magníficas personas) que ya habían estado en el albergue “Torre de Sabre” de Cubo del Vino (ZAMORA), del que es propietario “BERTO”, dos chicos y una chica franceses, el cocinero hospitalario “ALEJANDRO”, el encargado de los burros “ANTONIO” y otro chico y, por supuesto, el Padre “BLAS”, que es un placer charlar con él, estando todos ellos de tertulia hasta bastante tarde, fue una excelente velada.

10850215_428805417270803_6509460088026251324_n

El detallar cómo es el alberque del Padre “BLAS”, sería muy largo de contar, en palabras de “BERTO”, -este albergue “ES LA INSIGNIA DE LA PLATA” y el Padre “BLAS” es el “ALMA DE LA PLATA” y ojalá aprendamos algo los que, de alguna manera, estamos en ella-.

Se retiró “BERTO” a descansar, recordando en ese momento especialmente a su esposa “LOLI”, a la que agradece que haya sido la culpable de esta aventura, que le está dando tantas satisfacciones.

Se levanta “BERTO” el día 10/12/2014, recordando que es el cumpleaños de su hermano “DOMINGO”, aprovechando para felicitarlo mientras se toma un suculento desayuno con “BLAS”, “ANTONIO”, el matrimonio sevillano, “CRISTINE” y el chico francés, junto con “ALEJANDRO”, el hospitalero del albergue de Fuenterroble, “ALEJANDRO”, que ha preparado tostadas, paté, mermeladas, frutos secos, café, leche y algunas cosas más.

Seguidamente emprenden el Camino sobre las 09:15 horas, como todos los días, un trozo por carretera como un Kilómetro y a la derecha se adentran en El Camino por la “Calzada Romana”, en este tramo se ve la mano del Padre “BLAS”, cada Km. hay una cruz, o bien un chozo construido como antiguamente para que el peregrino pueda admirarlo, lo que hay que sumar a los 3 ó 4 miliarios, que se encuentran repartidos en este recorrido y ¡¡¡EL NO VA MÁS!!!, que van pisando la “Calzada Romana”.

El paisaje por esta zona es de fincas pequeñas de pastos y algunas parcelas de labor, hasta que llegan a una portera que les adentra en una dehesa de encinas y ganado, siempre pisando la Calzada o al lado, llegan a una bifurcación de caminos, el de la izda. les lleva hasta el Pico Dueña y el de enfrente por la Plata, “BERTO” decide tirar por la Plata para no hacer subir a “MOHA” el pico, que es bastante fuerte la subida.

Una vez salen de la dehesa, pasan a un paisaje eminentemente de tierras labradas con cultivos de cebada sobre todo, llegan a Pedrosillo de los Aires y toman una tramo como de 5 km. por carretera y llegan a Monterrubio de la Sierra, donde por el centro del pueblo giran a la izquierda y se encaminan hacia San Pedro de Rozados, por un camino de tierra, ¡qué bien!, siguen con el mismo entorno de cultivos varios y lomas más o menos pronunciadas.

“MOHA” está perfectamente, con ganas de caminar y eso que va cargado de pienso, para tres días, pero tira muy bien, es un fenómeno.

En San Pedro de Rozados se alojaron en el hostal VII Carreras, donde Mari Carmen les recibió muy amablemente y buscó una pradera para “MOHA”, que les dejó un vecino del pueblo.

Se despierta “BERTO” muy animado el día de su cumpleaños 12/12/2014, cumple 55 años, ya les queda muy poco para llegar a casa, también se encuentra pletórico “MOHA” que ha pasado la noche estupendamente, en una pradera en la que tenía casi de todo, buena hierba verde, agua y resguardo para el frío. Da gusto verlo a sus 19 años, cómo se recupera del esfuerzo realizado durante la jornada, por muy dura que sea.

Con la misma puntualidad que todos los días, salen de San Pedro de Rozados en dirección a Morille. A su alrededor tierras de cultivo de cereales y algunos cercados con ganado vacuno. Según entran en Morille, le llama la atención el buen gusto que se aprecia en las construcciones en piedra, encontrándose también en piedra reproducciones de arcos, pilas y caños, así como varias figuras realizadas en hierro, muy interesantes.

Pararon en Morille a tomar un refrigerio, en el bar de “ISA”, nada le hacía sospechar que allí le estaban esperando “CRISTINE” y su chico, a los que invitó a tomar algo para celebrar su cumpleaños.

Al salir del bar, se encontraron con que “MOHA”, que había quedado a la puerta, “había sellado su credencial” y se había despachado a gusto. “CRISTINE” no pudo marcharse sin fotografiarse con él delante del Ayuntamiento.

Salieron juntos de Morille, entre campos de cereales y algunos cercados con ganado vacuno, en el Camino ven un par de águilas reales posadas en el campo, ¡qué hermosura!. Según avanzan entran en otro mundo que a “BERTO” le encanta, en unas dehesas con ganado vacuno repletas de encinas, ¡qué gusto andar entre esta vegetación, tan exuberante como está este año, que parece primavera!.

Una vez pasadas las dehesas, se encuentran otra vez entre campos de cereales, que ya no perderán de vista hasta Aldeatejada, donde llegan sobre las 14:00 horas. Allí les espera “TELLO”, el propietario de la casa rural de Aldeatejada, y una vez acondicionan a “MOHA”, que es lo más importante, se van a comer algo.

Al rato aparecen varios amigos de “BERTO”, que acuden para felicitarlo: “URKO y “KEN”, que lo acompañarán mañana -¡¡¡EL GRAN DÍA!!!- a pasar por Salamanca. También se presentan sus amigos de El Cubo, “JOSÉ” el mecánico y su esposa “MARÍA JESÚS”; “BERTO” les está muy agradecido de que hayan pasado la tarde acompañándolo y apoyándolo.

Se despierta temprano e inquieto “BERTO”, ante la etapa tan importante que le espera, partiendo de Aldeatejada sobre las 09:30 horas, junto con su amigo “KEN”, que se ha presentado en bicicleta para acompañarlo hasta Salamanca.

Se ponen en marcha y “BERTO” lleva los nervios a flor de piel, va a pasar con “MOHA” por todo el centro de esa maravillosa ciudad de SALAMANCA, “la Ciudad de La Cultura”, todo un cúmulo de pensamientos y emociones se agolpan en su mente y en ese instante clave del recorrido, siente especialmente la presencia de su niño “NÉSTOR”, que le acompaña en todo momento.

Avanzan entre campos de cereales y colza, este año el campo está muy bonito, verde que parece primavera, si no fuera porque hace bastante fresquito.

Suben hasta el teso de Aldeatejada y se ve a un paso Salamanca, pasan por un descampado que les lleva hasta la entrada de la ciudad, ahí le sale al encuentro un gran amigo en bicicleta, “URKO”, del grupo “BICIGRUP”, que les acompañará hasta la salida de Salamanca y, un poco más adelante, otro amigo, “RAMIRO”, éste a pie, viene también a su encuentro.

“BERTO” se siente emocionado y agradecido de que en estos momentos tan especiales para él, se encuentre tan arropado por estas personas con su presencia y apoyo incondicional.

Y sin darse cuenta se encuentran ante sí con esa bella estampa, del Puente Romano con la Catedral al fondo, recibiéndolos YO MISMO, a la entrada del Puente Romano, donde empezamos la sesión fotográfica y videográfica, para poder dejar plasmado este bonito recuerdo.

1 20141213_103733 (2)

Un peregrino elabora una “guía ecuestre” de la Vía de la Plata

PULSAR para ver el artículo de salamanca24horas

A “BERTO” le parece estar viviendo un extraordinario momento, parándose ante el puente y pasando por él sobre el Tormes, avanzando muy poco a poco, plasmando y disfrutando prácticamente de cada pisada, adentrándose en esta CIUDAD DE ORO por el recorrido original de LA PLATA, subiendo por Tentenecio hasta la Catedral, donde casi llora de felicidad ante esa maravilla arquitectónica.

Muy lentamente recorremos la calle de la Rúa y desde la Plaza del Corrillo, siguiendo el trazado original de LA PLATA, accedemos a la hermosa Plaza PLATERESCA donde “MOHA”, como siempre perfecto, parece que sabe que este momento es único para él y su compañero y se presta a posar para los turistas, sin un mal movimiento, como si fuera una estrella de cine y estuviera acostumbrado a las cámaras, sellándoles la credencial en el Ayuntamiento la Policía Local.

Salimos de la Plaza Mayor por la calle Zamora, donde la gente abordaba a “BERTO”, haciéndole todo tipo de preguntas sobre su aventura e interesándose por todo lo que contaba, al tiempo que admiraban a “MOHA” y se sorprendían al ver tan hermoso y gran caballo.

En la Puerta de Zamora YO me despedí de “BERTO y MOHA”, que salieron de la ciudad dejando atrás esos inolvidables momentos que uno sabe que seguramente no se puedan volver a repetir.

De este modo encauzan el Camino hacia Calzada de Valdunciel, ya se han despedido también “RAMIRO y URKO” y se queda “KEN”, que esa noche les va a acompañar en Calzada de Valdunciel y a la mañana siguiente irá con ellos hasta el Cubo de Tierra del Vino.

Les rodean campos de cereales, no en vano están en una de las mejores zonas de cereales de España “LA ARMUÑA”. Pasan por Aldeaseca y un poquito más adelante por Castellanos de Villiquera, llegando al rato a Calzada de Valdunciel, donde pasarán la noche.

El día les ha dejado un clima perfecto y la lluvia, aun a pesar de las previsiones, no ha hecho acto de presencia y les ha dejado disfrutar al máximo y permitido realizar fotografías para dejar constancia de este momento inolvidable.

La etapa entre Calzada de Valdunciel y Cubo de Tierra del Vino, ha sido una etapa corta, pero muy intensa.

“BERTO” está agradecido al peregrino “Ken José THOMSON OKATSU”, salmantino de origen japonés, que ha decidido acompañarlo desinteresadamente, en las últimas etapas desde Aldeatejada, con la única motivación de que no se encuentre solo es estos momentos tan importantes para “BERTO”.

En Calzada de Valdunciel, aparte de disfrutar de la compañía de “KEN”, han podido descansar en el albergue que “JOSÉ”, el alguacil, les acondicionó maravillosamente bien, saliendo en la mañana del día 14/12/2014 a la hora de todos los días, sobre las 09:15, actuando “KEN” de paparazzi.

Inician la última etapa de esta primera parte, entre campos de cultivo de cereales, estamos en “LA ARMUÑA”, una de las mejores zonas cerealistas de España.

Llegan a la Rivera de Huelmos y siguen por la carretera, ya que el barro del Camino es muy pegajoso y no les deja avanzar cómodamente. A la altura de la antigua estación de Huelmos deciden continuar por San Cristóbal de Monte, el paisaje precioso, monte de encinas, riberas, ganado vacuno de varias razas autóctonas, morucha cárdena, morucha negra, además de cruzadas de charoláis, limusinas, algunos caballos, bueno, la vida de la Dehesa.

Atraviesan San Cristóbal y llegan al término de El Cubo, a “MOHA” se le ha quitado todo el cansancio que a la salida de Calzada le acuciaba. Ya notaba la proximidad de su casa y relinchaba y quería correr y correr; por primera vez en todo el Camino, han hecho varios tramos a galope. Se ha ido recuperando durante la jornada, poco a poco, para terminar con un ímpetu impresionante.

A su llegada a Cubo de Tierra del Vino, “BERTO” pasa un instante por el cementerio, A VER A SU NIÑO NÉSTOR, que ha ido con él en todo momento.

Ya de camino a su casa sale a recibirlos “ALVARITO”, que ha hecho el camino en bici en varias ocasiones y sabe lo que se siente, llegando finalmente al albergue “Torre de Sabre”, donde les espera la familia, con besos, abrazos y mucha alegría.

Cientos de Kilómetros a caballo por la Ruta de la Plata:

12 IMG_4037 (2)

PULSAR para ver artículo revista Ecuestre

PULSAR para ver la GALERÍA FOTOGRÁFICA

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a UN MES A CABALLO POR LA PLATA

  1. Mr WordPress dijo:

    Hi, this is a comment.
    To delete a comment, just log in, and view the posts’ comments, there you will have the option to edit or delete them.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s